El presidente Georges Kabchi y Alfonso Serrano. Foto: Albacete Balompié

La relación entre Serrano y la propiedad del Albacete, obstáculo insalvable

Escrito por: Rodrigo Quero

miércoles, 07.02.2024

La relación entre Alfonso Serrano y la propiedad del Albacete Balompié, representada por SkyLine, ha llegado a un punto de ruptura que culmina con la salida del director deportivo del club. La noticia, que se confirmó en la mañana de este miércoles, pone fin a una etapa marcada por el éxito deportivo pero empañada por discrepancias y tensiones.

Serrano asumió el cargo de director deportivo del Albacete en mayo de 2021, en un momento crucial para el club tras descender a Primera RFEF. Bajo su gestión, el equipo logró el ansiado ascenso de vuelta al fútbol profesional en su primer año, gracias a una combinación de acertadas decisiones en el mercado de fichajes y un buen desempeño en el terreno de juego.

Sin embargo, la relación entre Serrano y la propiedad del club comenzó a deteriorarse, especialmente después de ciertos desencuentros relacionados con el fichaje de jugadores. La situación alcanzó su punto crítico cuando Serrano se sintió ninguneado en la negociación de la venta de Boyomo al Real Valladolid, un traspaso en el que los propietarios del Albacete tomaron el control directo de las conversaciones.

A pesar de los éxitos deportivos conseguidos bajo su dirección, Serrano decidió no renovar su contrato con el Albacete y optó por abandonar el club una vez finalizado el mercado invernal. En sus declaraciones tras confirmarse su salida, expresó su gratitud hacia el equipo y la afición, reconociendo los momentos únicos vividos durante su etapa en el club.

Con su partida, el Albacete pierde a un profesional que contribuyó significativamente al éxito deportivo del equipo, pero ahora el foco debe estar en el futuro y en conseguir los objetivos planteados. La salida de Serrano marca el final de una era, pero también abre la puerta a nuevas oportunidades y desafíos para el Albacete Balompié y su afición.