ANÁLISIS | El Albacete de Albés consiguió hace justo un año los 50 puntos; ahora suma 31

Escrito por: Hugo Piña

jueves, 14.03.2024

La vida. Rubén Albés vive sus horas más difíciles en Albacete en una temporada donde no está siendo capaz de trasladar y definir las capacidades pasadas al equipo. Los números, como el algodón, no engañan.

El actual Albacete Balompié sufre marcando la permanencia con 31 puntos en su haber. Con dos derrotas consecutivas y con apenas 7 victorias en las treinta jornadas que se llevan disputadas, los de Rubén Albés se asoman al precipicio a sabiendas del historial del Club; tres descensos a Segunda B entre 2011 y 2021.

Albés no consigue dar con la tecla. Cuando no es el área rival, es la propia, y cuando no, la falta de apetencia por ganar, como el pasado sábado ante el Oviedo con cambios poco ecuánimes y un resultado final que puso la guinda a la preocupante situación deportiva. No está bien el Albacete Balompié y la situación se mantiene desde hace meses.

Quizá por cariño, quizá por cuestiones sentimentales, la realidad es que Rubén Albés está siendo poco cuestionado para la situación que vive el Albacete Balompié: dos victorias en los últimos tres meses y medio a Villarreal B (8 de diciembre) y Racing de Santander (18 de febrero).

La actual tendencia deportiva del equipo choca de bruces con lo que se vivió hace justo un año. Y es que tal jornada como ahora, la número 30, el Albacete Balompié conseguía ganar al Sporting de Gijón en el Carlos Belmonte para sumar los 50 puntos. Un año de diferencia y 19 puntos de distancia respecto a lo que se construyó doce meses atrás.

El Albacete de hace un año ocupaba la 6ª posición con 50 puntos tras 13 victorias, 11 empates y 6 derrotas. El saldo por aquel entonces de los de Albés era de 39 goles a favor y 32 en contra, mostrando ser ya entonces el equipo revelación en Segunda División. Números excelentes que asombraban a propios y extraños y que de paso hacía ilusionarse a la afición del Albacete con el ascenso a Primera División.

Sin embargo el ascenso no se dio y doce meses después le ha cambiado la cara al Albacete de Albés. Sumido en una crisis de resultados, marcando la salvación y mostrando grandes dificultades para ganar los partidos. Un año después ya no se habla de ascenso si no de cómo conseguir la permanencia en la categoría, dado que el equipo otrora revelación es ahora indolente en las áreas y titubeante en su producción. ¡Como le ha cambiado la vida en menos de un año a Albacete y Albés!