Sol y calor en las dos nuevas Rutas de Senderismo, por Ossa de Montiel y Mahora

Escrito por: 5 más el descuento

lunes, 18.03.2024

Este sábado, día 16 de marzo, y el domingo, 17, tuvieron lugar la décimo tercera y décimo cuarta de las pruebas de la XI Edición de las Rutas de Senderismo 2024, que organiza la Diputación Provincial de Albacete. Una iniciativa que busca ayudar a promocionar tanto el turismo, como el deporte y la cultura que ofrecen nuestros pueblos. El sábado, en Ossa de Montiel, en la Sierra de Alcaraz y Campos de Montiel; y el domingo el turno fue para Mahora, en la comarca de La Manchuela.

El sábado, los senderistas conocieron la denominaba “Maravillas en Ossa de Montiel”, con una dificultad técnica media, un recorrido lineal de unos 12 kilómetros de distancia, cuatro horas de duración y con salida, desde el camping Los Batanes en el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera. Cabe recordar que se trata de un paraje de gran belleza paisajística y geológica, localizado en los límites de las provincias de Albacete y Ciudad Real.

En una soleada mañana, en el camping Los Batanes, situado junto a la Laguna Redondilla, los senderistas serían recibidos por el alcalde de la localidad, Alejandro Chillerón Mora, quien les acompañaría durante la ruta.

Así, sobre las nueve de la mañana, comenzaron la marcha, bordeando en primer lugar la laguna San Pedro, pasando por el “Chorro de las Minas”, un canal realizado a mano en la roca, para evitar la inundación de la central eléctrica cercana cuando venían las aguas altas y se llenaba la laguna Tinaja, además a través de este canal aportarían el agua sobrante a la laguna San Pedro.

Llegarían a la Ermita de San Pedro, de origen visigodo, lugar de celebración de la Romería local de Ossa de Montiel, con mesas y bancos a su alrededor, que aprovecharon para almorzar. Desde este punto, tras una pendiente importante subirían hasta el mirador Starlight y un poco mas adelante la Cueva de Montesinos, la que pudieron visitar gracias a la guía de turismo del ayuntamiento de Ossa de Montiel.

Regresarían parte del camino andado hasta la ermita para continuar la marcha, y comenzar un ascenso por el cerro hasta la Cruz de las Monjas, un precioso mirador con vistas privilegiadas de las lagunas, Conceja, la más virgen y más protegida de las lagunas del parque, y la Tomilla. Un espacio de bosque mediterráneo, con gran cantidad de sabinas, donde le sol apretaba bastante.

Descendieron por el paraje del Ossero y visitarían las lagunas Tinaja, Tomilla y Conceja, para concluir en la formación kárstica denominada “La Plaza de Toros”, un pequeño lagunazo localizado en un canal de la rampa tobácea que separa las lagunas Tomilla y Tinaja, solo les restaba llegar hasta «El Baño de las Mulas» antigua presa y zona acondicionada para el baño, lugar donde se encontraba el restaurante donde comerían y finalizarían la fantástica y calurosa ruta.

DE RUTA POR MAHORA

Ya el domingo, otros cincuenta participantes distintos, visitaron Mahora, para recorrer la ruta “Cañones del Valdemembra y nacimientos del Charco Azul”, con una dificultad técnica media, un recorrido circular de 15 kilómetros de distancia, cinco horas de duración.

Tras tomar café en Mahora, donde les recibiría Antonio Martínez Gómez, alcalde del municipio, junto a Mario Peña, quien de una manera altruista diseña una guía tanto de esta ruta como otras que se desarrollan en el municipio, los participantes de esta ruta se desplazarían en el autobús hasta “El balcón de Dios”, con una espectacular vista de la hoz del río Valdemembra. Bajarían la cuesta de la Balaguilla, rodeados de pinos, matorral bajo y campos de cultivo, donde predominaba los bonitos almendros en flor.

Cogerían “La senda del Corral”, para enlazar entonces con el “Barranco sierra de Mahora”, que tiene aproximadamente dos kilómetros y les llevaría a la parte más alta de la ruta. Rodeados de gran vegetación, en dirección al Corral de Bolinches, bajarían hacia el Río Júcar para encontrase con un inmenso campo de almendros en flor, un precioso paisaje que hizo las delicias de los senderistas, que no pararon de hacerse fotos.

Comenzarían entonces una fuerte subida hacia el barranco del Búho Real, rodeados de espartos, aromáticas, pinos y ríos de piedra, donde es habitual ver búhos y águilas, hasta coger un camino que les llevaría a lo más alto de Bolinches. Bajarían de nuevo hacia el río Júcar, al Paraje de la fuente de la Teja, antiguo lavadero, junto al lado de la central hidroeléctrica de Bolinches, lugar que aprovecharon para almorzar un rico almuerzo, junto a bebida fresca cortesía del ayuntamiento de la localidad.

Visitarían las cascadas que forman la presa de Bolinches, para luego visitar el precioso entorno del río Júcar y el Charco Azul, sin duda, el lugar más bonito de la ruta, donde gracias al guía con la limpieza y apertura de nuevas sendas, pudieron visitar el precioso y original nacimiento de agua cristalina de la fuente de la teja. Cruzarían al otro lado del río donde pudieron observar al llamado Charco Azul, un remanso de agua azulada, con unas pasarelas de madera que permiten casi adentrarse en el mismo río.

Subirían entonces por las antiguas cuevas de las casas del Río, hasta llegar al mirador del Júcar, con impresionantes vistas de este paisaje del río. Continuarían subiendo ahora por “la senda de la cuesta las cabras”, hasta llegar a otros dos barrancos más, allí vieron uno de los pocos nacimientos que quedan.

Ya de regreso, cogerían primero una pista y luego una senda, para pasar por la finca Cañada de la Hoz, una explotación ganadera donde también contemplaron una peculiar zona de descanso de los pastores, con varias hamacas totalmente artesanales, aprovechando materiales naturales de la zona.

Desde aquí se dirigieron por senda hacia la Cueva del Valdeanguilla, más conocida como la Cueva del Dragón. Sólo hay que pasar a su interior para saber a qué se debe su nombre, una gran escultura tallada en la misma roca de la cueva. Únicamente les restaba subir una inclinada cuesta que les conduciría de nuevo al punto de partida.

Fin de semana completo y caluroso, con dos fantásticas rutas, que hizo disfrutar a los cien participantes de esta actividad, de las maravillas de entornos naturales que esconden nuestros municipios, gracias a la iniciativa de la Diputación Provincial de Albacete.

PRÓXIMA SEMANA VILLAMALEA

El próximo fin de semana, visitarán Villamalea, en una prueba denominada “Ruta por el valle del río Cabriel”. Es un recorrido lineal, de 10 kilómetros de distancia, de una dificultad alta, con una duración aproximada de tres horas y media, con salida a las 09:00 horas.