CRÓNICA | Jugamos como nunca, perdemos como siempre (2-1)

Escrito por: Rubén Oliva

domingo, 07.04.2024

Con la tremenda presión de una jornada de victorias para los rivales directos se plantaba el Albacete en Cornellá y lo hacía apostando por dar la creación a Pacheco, Fidel y Fuster y la apuesta no pudo salirle mejor a Alberto González. El equipo manchego salió valiente, dispuesto a dominar y ofreció un juego vistoso y de calidad como hacía tiempo no se veía. Ya en el minuto 4 entre Fidel y Fuster pudieron adelantar al cuadro visitante y en el 8 se hizo justicia a un inicio eléctrico con el 0-1 de Quiles tras una asistencia brillante de Pacheco. Séptimo gol de la temporada para el delantero para un Alba que por momentos hasta se gustaba pero que volvió a recibir la penitencia habitual en el primer tiro a puerta del rival. Jugada de estrategia en un córner y desde la frontal Jofre ponía el 1-1 apenas seis minutos después del tanto manchego.

Tras la interrupción para atender a un aficionado desde la grada, la primera parte continuó con un Albacete valiente, que presionaba arriba y que alternaba los ataques posicionales con contras de mucho peligro, pero fallando a la hora de la verdad. Fuster la tuvo en el 44 pero el meta local tuvo una notable actuación y con 2-6 ganando el Alba al Espanyol en disparos, se llegó al descanso.

En la segunda parte, ya con menos gasolina, el Alba siguió con su valiente propuesta pero la falta de acierto arriba volvía a ser la piedra insuperable una y otra vez. De lo que pudo ser el 1-2 con un paradón de Joan García tras lanzamiento de Fuster, Nico Melamed no perdonaría en el 53 para poner un muy injusto 2-1 para los locales tras un gran pase filtrado de Jofre. El tanto supuso un jarro de agua fría para los de Alberto González pero el partido cambiaría en el 64 tras (¡por fin!) una revisión de VAR favorable que costaba la merecida roja directa a Álvaro Aguado que entró al tobillo de Fuster.

Con media hora por delante, el Alba quería aprovechar la superioridad para volver a poner las tablas pero el partido entró en un juego de continúas interrupciones y cambios que hacían a los manchegos imposible encontrar una regularidad en sus ataques. En el 84 pudo haber penalti en una caída de Escriche dentro del área, pero ya era mucho pedir que los árbitros se portaran así con el Alba. Joan García unas veces, Fidel al larguero en una falta en el último segundo y la inoperancia general en ataque de un Alba que sigue perdonando en las áreas, fue agotándose un partido que no se mereció perder pero que, como siempre, volvió a salir cruz. Los manchegos se quedan penúltimos, igualados con el último, y a 2 puntos de salir del descenso.