Espanyol y Tenerife (Opinión)

Escrito por: 5 más el descuento

lunes, 15.04.2024

Decíamos en el artículo anterior que el Alba dependía de sí mismo –todavía-,  antes de jugar contra Español y Tenerife, si sumaba de 3 en 3, si no, puede ir haciendo las maletas de 2ª y preparar las de 1ª RFEF. El club y el director técnico tendrán desde el partido ante el Huesca un plan A (de Alberto) y un plan B. Puede que el plan A sea ir preparando las maletas del equipo para la próxima temporada en 1ª RFEF (si no, ¿por qué lo fichan –pagando traspaso- para lo que queda de temporada y la siguiente?) y el plan B, si milagrosamente el equipo se salva, prepararlo para continuar en 2ª también con Alberto. Si se da el primer caso, habrá que hacer otra vez una plantilla nueva (en 7 años, 10 entrenadores y 3 descensos); si no, casi también. Tradicionalmente le han venido mejor al Alba los entrenadores veteranos (E. Martín, L. Alcaraz…) en estas situaciones de casi descenso; si esta vez se apostó por Alberto parece que es, pase lo que pase, para tener entrenador la próxima temporada ya desde ahora (a ver si planifican bien dado el tiempo que tienen).

La afición se debate entre la esperanza (menos) y el escepticismo (más); mientras, el Andorra había sumado 6 puntos en los dos últimos partidos (el Alba, 1); el Amorebieta ya nos superó (y sigue invencible); el Villarreal B y el Alcorcón ganaron también en esta jornada…O sea, el Alba estaba con el agua al cuello -empatado a puntos con el último- y un poco más lejos del puesto 18. En el partido ante el Español, nuestro equipo salió valiente, se puso por delante, de nuevo con gol de Quiles (no hubo conexión onubense porque la asistencia se la dio Pacheco en vez de Fidel), pero desde que los españolistas se quedaron con 10, decidieron que no se jugaba más, y no se jugó (por mucho descuento que diera el árbitro, que esta vez no estuvo mal); los cambios de Alberto contribuyeron también al embarullamiento, pues, excepto Higinio y Marchán, los restantes ayudaron al “otro fútbol” de los españolistas, que se aprovecharon también de la blandura y la falta de contundencia del Alba en las dos áreas (esta vez especialmente en la contraria).

Al Tenerife había que ganarle y se le ganó; de penalti, jugando muchos minutos contra 10 y con un póker de 5 bajas antes de jugar (Kaiky, Djetei, Riki, Olaetxea y Silva), cuando parecía que iban a estar todos disponibles –a perro flaco, todos son pulgas-. Sin embargo, aunque la gente no se fiaba del más mínimo acercamiento del Tenerife, no inquietó demasiado el equipo chicharrero y el nuestro no tuvo ningún fallo garrafal en defensa (sí perdonó en ataque) y aprovechó el momento de ebullición de la segunda parte para hacer el gol (muy seguro Quiles en los penaltis), porque parecía que si no lo hacía entonces ya no lo haría (la superioridad numérica no se notaba). En fin, 3 puntos que permiten seguir soñando con el “sí se puede”, pero hay que ganar 3 partidos más para conseguirlo, queden como queden Alcorcón y Villarreal B.

SILVIO TÉBAR HERAS