Alberto González no quiere expulsiones: si hay tarjeta amarilla, hay sustitución -casi- asegurada

Escrito por: Rubén Oliva

viernes, 03.05.2024

Lleva cinco partidos en el Albacete Balompié pero poco a poco empiezan a observarse los patrones y rutinas del nuevo entrenador. Una de ellas es cuanto menos curiosa, pero después de ocho veces producida, parece que forma parte de las decisiones habituales de Alberto González. Cuando alguno de sus jugadores recibe tarjeta amarilla, las probabilidades de ser sustituido aumentan considerablemente.

En su debut contra el Huesca, Jonathan Silva vio amarilla en el minuto 66 siendo sustituido en el 68 y Riki Rodríguez que vio la tarjeta en el 76 también enfiló el camino al banquillo en el minuto 88. En su siguiente partido contra el Espanyol y a pesar de necesitar un gol para el empate, Quiles fue sustituido en el minuto 80 cuando dos minutos antes había sido amonestado. Otros dos jugadores de ataque más recibieron la misma decisión contra el Tenerife: Higinio, que vio amarilla en el 26 fue sustituido en el 79 y Fuster, amonestado en el 62 fue cambiado en el 79.

Jugadores de perfil defensivo han sido sustituidos también por este motivo. Ante el Eldense, Glauder que estaba haciendo un buen partido pero tenía amarilla desde el 43 fue cambiado en el 78 cuando más había que aguantar el resultado. Y contra el Eibar, el otro central, en este caso Ros, vio amarilla en el 41 y fue cambiado en el descanso, igual que Agus Medina con amarilla en el 53 y sustituido por Alberto en el minuto 74.