Primera gran decisión de Toché: Anquela, Karanka o una apuesta personal, las posibilidades para ocupar el banquillo del Albacete

Escrito por: Hugo Piña

martes, 26.03.2024

Con Juan Ignacio Martínez descartado, el Club y Toché se afanan en buscar el relevo de Rubén Albés. El empate de anoche ante el Racing de Ferrol consumó la idea de Club de cesar al gallego con el propósito de enmendar la dinámica del equipo cara a las diez últimas jornadas de LaLiga Hypermotion.

Y en la terna para ocupar el banquillo del Albacete se encontrarían varios nombres: Juan Ignacio Martínez, ya descartado y Juan Antonio Anquela, quien estaría negociando su fichaje por el Club manchego. El jienense de 66 años de edad se trata de un entrenador carismático y que encaja en el perfil de la propiedad en momentos difíciles: Enrique Martín, Lucas Alcaraz o Alejandro Menéndez son ejemplos de ello.

Anquela se retiró como jugador de fútbol en el año 1994 y desde entonces ha ido ocupando diferentes cargos en equipos de Segunda B y Segunda. Alcorcón, Numancia, Deportivo, Oviedo, Huesca, Granada o Ibiza, entre otros han sido destinos de un Juan Antonio que no sería la primera vez que se enfrentaría a un reto similar.

Las cualidades que buscan ahora mismo Albacete y Toché parecen claras, vistas las opciones: experiencia en la categoría. Y Anquela, a sus 66 años de edad, tiene de sobra. Quizá sorprenda el cambio radical que podría darse viniendo de planteamientos tan descarados como los de Rubén Albés, y pasar a un fútbol más veterano. Habría que verlo.

Otra de las alternativas que podrían manejar la propiedad y Toché sería la de un Aitor Karanka que ya ha entrenado en Segunda División. Al Granada la temporada pasada, con pésimos resultados. Eso sí, el bagaje del vitoriano queda fuera de toda duda y sus planteamientos -quizá- se asemejen más a los de Albés en cuanto a carga energética y fútbol de datos. De 50 años de edad, Karanka podría ser la apuesta de la propiedad de cara a salvar la última bala que tiene el Alba para conseguir la permanencia en el fútbol profesional.

Y una última opción a esta hora del día sería un nombre desconocido, con el que nadie viene contando desde anoche que tuvo lugar el cese de Rubén Albés. Este hipotético movimiento sería muy razonable observando la operación Toché, donde Club y propiedad apostaron por un perfil bajo para comandar la dirección deportiva.